domingo, 24 de agosto de 2014

Día en Deltebre

Aprovechando el puente del 15 de agosto, fuimos a visitar el Deltebre, al sur de Catalunya. Es una pena que teniendo esta maravillosa zona tan cerca, nunca pensemos en visitarla.

Hizo bastante mal tiempo hasta mediodía y no pude hacer muchas fotos, las que muestro aquí.

Las dos primeras son de la Punta de la Banya, una zona protegida donde hay una escuela de kitesurf, la gente va a pescar o a pasar el día. Vale que hacía mal día pero estaba desierto!




Me llamaron la atención las decenas de postes eléctricos que había en la misma zona...

Por la tarde, cuando despejaron las nubes y el viento aflojó un poco, fuimos a la Punta del Fangar, una playa larguísima donde después de caminar 45 minutos llegas a unas dunas y a un faro en medio de la nada. La estampa es de postal.


Además cuando fui había un hombre haciendo volar su cometa, tan feliz.

El recorrido se puede hacer caminando, en bici... incluso ese día vimos una pareja a lomos de un caballo!

En el blog de Wacapaka podéis encontrar una mini-guía de esta zona para una escapada.

Me hace gracia que la gente se agolpe en las pequeñas calas de la Costa Brava como si no hubiera más sitios donde ir y ya veis que el sur está bien desierto, con espacio para todos y un entorno increíble (los paisajes de arrozales con estrechas carreteras que pasan por en medio son magníficos).

Según lo que veo en mi Facebook, este año la gente ha ido de vacaciones en masa a Tailandia (¡Un montón de gente! ¿Es gratis y yo no me he enterado?), a Menorca y a la Costa Brava.

Por suerte, el mapa es mucho más grande y yo prefiero evitar estos lugares (aunque me encantaría visitarlos. Quizás cuando ya no estén de moda). El año pasado me quedó pendiente ir a Croacia y este año tenía planeado ir a Córcega, pero parece que no va a ser posible. Con Córcega me ha pasado una cosa bastante curiosa: es la isla del Mediterráneo menos turística. Por tanto, he encontrado bastante poca información.

Ir en contra de la masa tiene estas cosas ;)

jueves, 21 de agosto de 2014

DIY Banderines

Aproveché mis vacaciones para poner un poco de orden en mi vida diaria y hacer algún DIY que había visto. Uno muy fácil y que tenía muchas ganas de hacer: una garlanda. O unos banderines, como queráis llamarlos.

Vi el tutorial en Blog de coses y aunque no se necesite mucha mollera para hacerlo a veces necesitas verlo cómo lo hacen otras para lanzarte.

Hacía tiempo que tenía sin abrir varios paquetes de papeles estampados de Tiger y era una pena!

Así que nada, me hice una plantilla con papel, regla y lápiz y recorté 6 papeles diferentes.  

(como le da el ventilador a los banderines, se han abombado al correrse en la cuerda. Cuando pase el verano y destierre el ventilador, les pondré un libro encima para aplanar los banderines)


Compré cuerda en el bazar (Ahora hay cosas muy monas!), usé una perforadora en forma de estrella y alehop!

Ya tengo una pared más apañada. Eso sí, nada puede tapar el terrible gotelé!