jueves, 12 de septiembre de 2013

Un par de días en el Baix Empordà

Este verano no he podido viajar muy lejos a pesar de mis planes de ir a Croacia. Pero es que nadie dice que para disfrutar del verano, para descansar y para descubrir nuevos lugares haya que irse muy lejos o gastarse mucho dinero.

Así que teniendo tesoros por descubrir a menos de dos horas en coche, ¿por qué no ir al Baix Empordà, a la Costa Brava?

Gracias a este post sobre pueblos catalanes congelados en la Edad Media me decanté por ir a visitar Pals, Peratallada y Besalú. El "campamento base" estaba en Begur, un pueblo de veraneo precioso con muchas playas que visitar. Allí no hice fotos pero os lo recomiendo.

Pals






 Peratallada
















Besalú





Además en Besalú a principios de septiembre se organiza la feria medieval. Nunca la he visto en directo pero con ese puente increíble y esas calles, seguro que es espectacular.

Mi pueblo preferido fue sin duda Peratallada. Se conserva perfectamente, la piedra se mezcla con el verde en armonía y es muy acogedora. Los comercios y restaurantes que hay se integran totalmente en el paisaje.

Además visitamos Tamariu, un pueblo pequeñito pero con buenas calas. Eso sí, atestadas de gente. Agua cristalina y rodeada de pinares. Puro lujo. Todas estas calas son ideales para los amantes del snorkel. También para los amantes del senderismo gracias al Camí de Ronda que recorre toda la costa catalana y es la perfecta combinación de excursión y playas.

En Begur me alojé en el Hotel Rosa. Es muy bonito, la atención es excelente (te recomiendan rutas, playas, horarios..) Tiene un spa para quién le interese y tiene buenas vistas desde su solarium de todo Begur. El primer fin de semana de septiembre organizan la Fira dels Indians que celebra y rememora la relación comercial entre Begur y Cuba durante el siglo XIX.

Aunque estas visitas son ideales para combinar con las playas que hay alrededor, recomiendo visitarlas en épocas que no sean las de verano porque estos pueblos están MUY MUY llenos de turistas y puede quitar un poco el encanto de la visita.

Cada vez entiendo menos esas personas que se cruzan el mundo para encontrar playas paradísiacas. En la Costa Brava hay cientos. Y si queremos ir a algo más exótico para mí la opción es la isla de Sardenya: playas turquesas, arena fina y pueblos encantadores.




2 flashes:

Elena dijo...

Hm... que monada! Me encantan todos esos pueblecitos, y la verdad es que hace muchos años que no les hago una visita! Habrá que ponerle remedio, jejeje!
Besitos
Elena

Arien Ruiz dijo...

Hola guapa!
Gracias por compartir esto, voy a visitar el post de los pueblos medievales, a ver si me cae alguno cerca jiji
Un besazo

PD: acabo de ver que son todos en cataluña, lo tengo difícil eso de que me pillen "cerca" jaja

Publicar un comentario