lunes, 21 de enero de 2013

Desde Islandia con frío

Últimamente estoy obsesionada con Islandia. Supongo que viene de seguir la actualidad social y política, de las medidas de austeridad y estafa que estamos sufriendo en la mitad de Europa. Islandiae, en este panorama, se ha convertido en una especie de país "rebelde" que se ha sublevado un poco contra el capitalismo salvaje, nacionalizando los bancos que arruinaron a las familias, metiendo en la cárcel a banqueros irresponsables y pidiendo explicaciones a los políticos al mando.

Cascadas de Godafoss. Foto cedida por Vacaciones en Plutón


Nadie se acordaba de Islandia hasta el 2008. Esa lejana y pequeña isla tocando a Groenlandia, de la nunca se sabía nada. Bueno, que son muy rubios y comen bacalao.