jueves, 15 de enero de 2015

3R's que estoy llevando a cabo con mi ropa

Estos días entre que he tenido vacaciones y voy a empezar a mudarme a otro piso, me he dado cuenta de la cantidad y desorden que tengo en la ropa.

Pero antes de deshacerme de ella sin más, he tomado varias maneras de darles un segundo uso más eficiente:

1- Usar los contenedores de Roba Amiga para depositar la ropa que ya no necesitaba.
Es una cooperativa que actúa en Catalunya que ha instalado sus contenedores naranjas en diferentes puntos. Funciona de la misma manera que los contenedores de Humana, que son conocidos en todo el país.
La ropa que recogen o bien la ponen a la venta en sus tiendas de segunda mano a un precio económico o bien se encargan de destinarlos correctamente a material de descarte para utilizarlo como trapos, relleno industrial, etc. En todos estos procesos, emplean a personas con riesgo de exclusión social para darles un trabajo y una oportunidad.
Con esto, reducimos el impacto ambiental y colaboramos a mejorar nuestra sociedad.

2- Relacionado con Roba Amiga, estoy vaciando el piso de un familiar para mudarme en unos meses allí. Al ser un piso de una persona mayor, está lleno y relleno de mantelería, ropa del hogar como colchas, sábanas... Ya sabéis, todas esas cosas que hacían nuestras abuelas y que yo no necesito. Además es una gran cantidad y un gran desfase estético ;)
Como había tanta ropa para dar y era imposible tirarla a los contenedores de recogida de ropa, me informé de servicios que vienen a buscar bolsas de ropa a domicilio.
Encontré Solidança que colabora con Roba Amiga. Me puse en contacto con ellos y acordamos un día y hora para la recogida a domicilio. Fácil, sencillo y gratuito. Es un servicio que muchos ayuntamientos ofrecen, como el de Barcelona. Y si en vuestra zona, no está Solidança, seguro que hay una empresa o organización similar.

Lo que no recomendaría es dejarla en esos pequeños contenedores de cartón que de tanto en tanto aparecen en nuestros portales y porterías. Más que nada porque es un timo y no está nada claro quién hay ahí detrás y qué hace con ese material que con toda buena intención donamos.

3- De toda esa ropa del hogar que he dado, había alguna con unos estampados y colores preciosos pero que actualmente son poco útiles. Son colchas muy pesadas, sábanas de algodón que hay que planchar, retales grandes de telas... Además, ahora todo el mundo va con las fundas nórdicas y el relleno de plumas. ¿Se pueden aprovechar de una manera útil y bonita? Sí!
Desde hace tiempo, sigo a NUMON, una chica que se dedica a reutilizar fundas de sofá, cortinas, colchas y demás para hacer bolsos, mochilas y carteras dando una segunda vida muy interesante a ese material que por lo general suele estar en buen estado pero desfasado estéticamente.


Si tenéis material que puede interesarle, os podéis poner en contacto con ella, enviarle fotos de las telas y si le interesan, os envía un mensajero a casa para que se lo hagáis llegar. Además, recibiréis un descuento para comprar en su tienda!
Es increíble como esa funda de sofá fea puede convertirse en una funda de ipad la mar de mona!

4- Y si tenemos ganas y tiempo, solemos tener prendas nuevas pero que ya no nos ponemos y que podemos vender. He estado utilizando apps como Wallapop y en estos últimos días me he registrado en Chicfy, una plataforma de compra-venta de ropa femenina. Chicfy se queda un porcentaje de la venta pero ofrece algunas ventajas como gestionar la venta y el seguimiento que para mí supone un avance en el tema de la compra-venta.

Por último, me gustaría recomendaros un blog que va de todo esto: de ropa, de moda y de ecología. Es soGOODsoCUTE y os invito a  que os deis un buen paseo por sus posts porque hay de todo: outfits, eventos relacionados con la slowfashion, proyectos, DIY... muchos recursos para vestir de una manera más sostenible, justa e igual de fashion!


domingo, 24 de agosto de 2014

Día en Deltebre

Aprovechando el puente del 15 de agosto, fuimos a visitar el Deltebre, al sur de Catalunya. Es una pena que teniendo esta maravillosa zona tan cerca, nunca pensemos en visitarla.

Hizo bastante mal tiempo hasta mediodía y no pude hacer muchas fotos, las que muestro aquí.

Las dos primeras son de la Punta de la Banya, una zona protegida donde hay una escuela de kitesurf, la gente va a pescar o a pasar el día. Vale que hacía mal día pero estaba desierto!




Me llamaron la atención las decenas de postes eléctricos que había en la misma zona...

Por la tarde, cuando despejaron las nubes y el viento aflojó un poco, fuimos a la Punta del Fangar, una playa larguísima donde después de caminar 45 minutos llegas a unas dunas y a un faro en medio de la nada. La estampa es de postal.


Además cuando fui había un hombre haciendo volar su cometa, tan feliz.

El recorrido se puede hacer caminando, en bici... incluso ese día vimos una pareja a lomos de un caballo!

En el blog de Wacapaka podéis encontrar una mini-guía de esta zona para una escapada.

Me hace gracia que la gente se agolpe en las pequeñas calas de la Costa Brava como si no hubiera más sitios donde ir y ya veis que el sur está bien desierto, con espacio para todos y un entorno increíble (los paisajes de arrozales con estrechas carreteras que pasan por en medio son magníficos).

Según lo que veo en mi Facebook, este año la gente ha ido de vacaciones en masa a Tailandia (¡Un montón de gente! ¿Es gratis y yo no me he enterado?), a Menorca y a la Costa Brava.

Por suerte, el mapa es mucho más grande y yo prefiero evitar estos lugares (aunque me encantaría visitarlos. Quizás cuando ya no estén de moda). El año pasado me quedó pendiente ir a Croacia y este año tenía planeado ir a Córcega, pero parece que no va a ser posible. Con Córcega me ha pasado una cosa bastante curiosa: es la isla del Mediterráneo menos turística. Por tanto, he encontrado bastante poca información.

Ir en contra de la masa tiene estas cosas ;)

jueves, 21 de agosto de 2014

DIY Banderines

Aproveché mis vacaciones para poner un poco de orden en mi vida diaria y hacer algún DIY que había visto. Uno muy fácil y que tenía muchas ganas de hacer: una garlanda. O unos banderines, como queráis llamarlos.

Vi el tutorial en Blog de coses y aunque no se necesite mucha mollera para hacerlo a veces necesitas verlo cómo lo hacen otras para lanzarte.

Hacía tiempo que tenía sin abrir varios paquetes de papeles estampados de Tiger y era una pena!

Así que nada, me hice una plantilla con papel, regla y lápiz y recorté 6 papeles diferentes.  

(como le da el ventilador a los banderines, se han abombado al correrse en la cuerda. Cuando pase el verano y destierre el ventilador, les pondré un libro encima para aplanar los banderines)


Compré cuerda en el bazar (Ahora hay cosas muy monas!), usé una perforadora en forma de estrella y alehop!

Ya tengo una pared más apañada. Eso sí, nada puede tapar el terrible gotelé!


viernes, 24 de enero de 2014

Mipsterz

Apenas compro diarios de papel desde hace tiempo pero a veces, cuando tienes que estar a algún sitio durante mucho tiempo, pasando las horas (un hospital, por ejemplo) y es domingo, aprovecho la ocasión para comprar el diario y su correspondiente dominical.

La semana pasada descubrí en El Periódico las mipsterz, las musulmanas "cool" las llamaba el diario.
Es una nueva tendencia o tribu urbana que está surgiendo mayoritariamente en la comunidad islámica residente en Estados Unidos. Básicamente son mujeres jóvenes creyentes en el Corán y que les gusta vestir de manera moderna, desenfadada, con tacones y sin olvidar su hiyab, el velo islámico.



miércoles, 16 de octubre de 2013

Coser y cantar. Nivel -0

Por fin. Ya está hecho.
Me he apuntado a un curso de 4 sesiones de inicación a la costura creativa. Lo de creativa es porque cada clase se dedica a un proyecto diferente (un cojín para las agujas, un neceser...) para que no sea dar prespuntes a trozos de tela sin más.

Empiezo a principios de noviembre y me he apuntado en Mertxesites, una tienda-taller de lanas situada en el barrio de el Clot de Barcelona.